-->

poema-de-amor.comDormir - Amado Nervo

Amado Nervo

Sección: Poemas de Amor » Dormir - Amado Nervo

"Dormir - Amado Nervo"


¡Yo lo que tengo, amigo, es un profundo

deseo de dormir!... ¿Sabes?: el sueño

es un estado de divinidad.

El que duerme es un dios... Yo lo que tengo,

amigo, es gran deseo de dormir.

El sueño es en la vida el solo mundo

nuestro, pues la vigilia nos sumerge

en la ilusión común, en el océano

de la llamada «Realidad». Despiertos

vemos todos lo mismo:

vemos la tierra, el agua, el aire, el fuego,

las criaturas efímeras... Dormidos

cada uno está en su mundo,

en su exclusivo mundo:

hermético, cerrado a ajenos ojos,

a ajenas almas; cada mente hila

su propio ensueño (o su verdad: ¡quién sabe!)

Ni el ser más adorado

puede entrar con nosotros por la puerta

de nuestro sueño. Ni la esposa misma

que comparte tu lecho

y te oye dialogar con los fantasmas

que surcan por tu espíritu

mientras duermes, podría,

aun cuando lo ansiara,

traspasar los umbrales de ese mundo,

de tu mundo mirífico de sombras.

¡Oh, bienaventurados los que duermen!

Para ellos se extingue cada noche,

con todo su dolor el universo

que diariamente crea nuestro espíritu.

Al apagar su luz se apaga el cosmos.

El castigo mayor es la vigilia:

el insomnio es destierro

del mejor paraíso...

Nadie, ni el más feliz, restar querría

horas al sueño para ser dichoso.

Ni la mujer amada

vale lo que un dormir manso y sereno

en los brazos de Aquel que nos sugiere

santas inspiraciones. ..

«El día es de los hombres; mas la noche,

de los dioses», decían los antiguos.

No turbes, pues, mi paz con tus discursos,

amigo: mucho sabes;

pero mi sueño sabe más... ¡Aléjate!

No quiero gloria ni heredad ninguna:

yo lo que tengo, amigo, es un profundo

deseo de dormir...

Autor: Amado Nervo

Publicado: viernes, 18 de septiembre de 2015

Palabras Relacionadas: poemas de amor nacos, poemas de amor cortos para mi novio, poemas de amor cortos con autor, poemas de amor amado nervo, poemas de amor cortos, poemas de amor de sor juana ines dela cruz, poemas de amor de ruben dario, poemas de amor hacia un amigo, poemas de amor largos, poemas de amor imposible, poemas cortos de amor, poemas de amor inventados, poemas de amor benedetti, poemas de amor eterno, poesia de amor, poemas de amor en letra, poesias cortas, poemas de amor hacia una madre, poemas de amor juan rulfo, poemas de amor aniversario, poemas de amor bonitos, poemas de amor a la vida, imagenes romanticas con frases de amor, pensamientos de amor, poemas de amor biblicos, emily dickinson poemas, iglesia amistad cristiana, poemas del dia de la madre, poema dia de la madre, poesia dia de la madre, poesia, poemas para el día de la madre, poema para el dia de la madre, poesía para el día de la madre, libros de romance, el amor de mi vida, poetas argentinos, poemas argentinos, alicia collado, historias de amor, libros de romance juvenil, novelas romanticas para leer, edgar allan poe el cuervo, el cuervo edgar allan poe

Poemas de Amor:

El canto de la miel

La miel es la palabra de Cristo, el oro derretido de su amor. El más allá del

Autor: Federico García Lorca
Casida de la mujer tendida

Verte desnuda es recordar la Tierra, la tierra lisa, limpia de caballos. La

Autor: Federico García Lorca
Rima XXXIX: A qué me lo dices

¿A qué me lo dices? Lo sé: es mudable, es altanera y vana y caprichosa, antes

Autor: Gustavo Adolfo Bécquer
Llagas de amor

Esta luz, este fuego que devora. Este paisaje gris que me rodea. Este dolor po

Autor: Federico García Lorca
Rima II: Saeta que voladora

Saeta que voladora cruza, arrojada al azar, sin adivinarse dónde temblando se

Autor: Gustavo Adolfo Bécquer

Poemas de Amistad:

Amistad

Amistad es lo mismo que una mano que en otra mano apoya su fatiga y siente que

Autor: Carlos Castro Saavedra
Tan sólo sonreíase...

Tan sólo sonreíase cuando yo la miraba. No me miraba nunca, sólo yo la miraba

Autor: Ricardo Peña
Para tus dedos ágiles y finos

Doy a los cuatro vientos los loores de tus dedos de clásica finura que prepara

Autor: Ramón López Velarde
Bailadora - Salvador Rueda

Con un chambergo puesto como corona y el chal bajando en hebras a sus rodillas,

Autor: Salvador Rueda
Elogio a Fuensanta

Tú no eres en mi huerto la pagana rosa de los ardores juveniles; te quise como

Autor: Ramón López Velarde