-->

poema-de-amor.comLa Sombra De Mi Alma...

Federico García Lorca

Sección: Poemas de Amistad » La Sombra De Mi Alma...

"La Sombra De Mi Alma..."


La sombra de mi alma

huye por un ocaso de alfabetos,

niebla de libros

y palabras.

¡La sombra de mi alma!

He llegado a la línea donde cesa

la nostalgia,

y la gota de llanto se transforma

alabastro de espíritu.

¡La sombra de mi alma!

El copo del dolor

se acaba,

pero queda la razón y la sustancia

de mi viejo mediodía de labios,

de mi viejo mediodía

de miradas.

Un turbio laberinto

de estrellas ahumadas

enreda mi ilusión

casi marchita.

¡La sombra de mi alma!

Y una alucinación

me ordeña las miradas.

Veo la palabra amor

desmoronada.

¡Ruiseñor mío!

¡Ruiseñor!

¿Aún cantas?

Autor: Federico García Lorca

Publicado: domingo, 20 de septiembre de 2015

Palabras Relacionadas: Federico García Lorca fráses bonitas, poemas de amor autores famosos, poemas de amor juan rulfo, poesias, poemas de amor no correspondido,Federico García Lorca frases de amor, poemas de amor de ruben dario, poemas de amor de pablo neruda, poemas de amor facebook, versos de amor,Federico García Lorca poemas de amor amado nervo, poemas de amor a la vida, poemas de amor navideños, poemas de amor de sor juana ines dela cruz, poemas de amor mexicanos,Federico García Lorca poemas de amor infantiles, poemas y versos de amor, poesias, poemas de amor autores famosos, poemas de amor gratis,Federico García Lorca poemas de amor breves, poemas de amor breves, poemas de amor no cursis, poemas de amor biblicos, pensamientos de amor, emily dickinson poemas, iglesia amistad cristiana, poemas del dia de la madre, poema dia de la madre, poesia dia de la madre, poesia, poemas para el día de la madre, poema para el dia de la madre, poesía para el día de la madre, libros de romance, el amor de mi vida, poetas argentinos, poemas argentinos, alicia collado, historias de amor, libros de romance juvenil, novelas romanticas para leer, edgar allan poe el cuervo, el cuervo edgar allan poe

Poemas de Amor:

Rima IV: No digáis que agotado su tesoro

No digáis que agotado su tesoro, de asuntos falta, enmudeció la lira; podrá no

Autor: Gustavo Adolfo Bécquer
Perlas negras XXXIII

Amiga, mi larario está vacío: desde qu'el fuego del hogar no arde, nuestros di

Autor: Amado Nervo
Por esa puerta

Por esa puerta huyó diciendo :«¡nunca!» Por esa puerta ha de volver un día ...

Autor: Amado Nervo
Via, veritas et vita

Ver en todas las cosas de un espíritu incógnito las huellas; contemplar sin c

Autor: Amado Nervo
Rima XV: Cendal flotante de leve bruma

Cendal flotante de leve bruma, rizada cinta de blanca espuma, rumor sonoro de

Autor: Gustavo Adolfo Bécquer

Poemas de Amistad:

Las aves de paso

El cielo está en calma, la tarde serena, y el sol declinando; y al valle tranq

Autor: José Gautier Benítez
Amiga, no te mueras...

AMIGA, no te mueras. Óyeme estas palabras que me salen ardiendo, y que nadie d

Autor: Pablo Neruda
La casada infiel

Y que yo me la llevé al río creyendo que era mozuela, pero tenía marido. F

Autor: Federico García Lorca
Homenaje

Ha muerto Rubén Darío, ¡el de las piedras preciosas! Hermano, ¡cuántas noche

Autor: Amado Nervo
Del descifrar

Fluir en la corriente sagrada de los versos de una noche a otra noche y ser at

Autor: Aurora Luque