-->

poema-de-amor.comRuth

Gabriela Mistral

Sección: Poemas de Amor » Ruth

"Ruth"


I

Ruth moabita a espigar va a las eras,

aunque no tiene ni un campo mezquino.

Piensa que es Dios dueño de las praderas

y que ella espiga en un predio divino.

El sol caldeo su espalda acuchilla,

baña terrible su dorso inclinado;

arde de fiebre su leve mejilla,

y la fatiga le rinde el costado.

Booz se ha sentado en la parva abundosa.

El trigal es una onda infinita,

desde la sierra hasta donde él reposa,

que la albundancia ha cegado el camino...

¡Y en la onda de oro la Ruth moabita

viene, espigando, a encontrar su destino!

II

Booz miró a Ruth, y a los recolectadores

dijo: «Dejad que recoja confiada...»

Y sonrieron los espigadores,

viendo del viejo la absorta mirada...

Eran sus barbas dos sendas de flores,

su ojo dulzura, reposo el semblante;

su voz pasaba de alcor en alcores,

pero podía dormir a un infante...

Ruth lo miró de la planta a la frente,

y fue sus ojos saciados bajando,

como el que bebe en inmensa corriente...

Al regresar a la aldea, los mozos

que ella encontró la miraron temblando.

Pero en su sueño Booz fue su esposo...

III

Y aquella noche el patriarca en la era

viendo los astros que laten de anhelo,

recordó aquello que a Abraham prometiera

Jehová: más hijos que estrellas dio al cielo.

Y suspiró por su lecho baldío,

rezó llorando, e hizo sitio en la almohada

para la que, como baja el rocío,

hacia él vendría en la noche callada.

Ruth vio en los astros los ojos con llanto

de Booz llamándola, y estremecida,

dejó su lecho, y se fue por el campo...

Dormía el justo, hecho paz y belleza.

Ruth, más callada que espiga vencida,

puso en el pecho de Booz su cabeza.

Autor: Gabriela Mistral

Publicado: miércoles, 09 de septiembre de 2015

Palabras Relacionadas: poemas de amor cortos, poemas de amor famosos, poemas de amor a la vida, poemas de amor mexicanos, poemas de amor biblicos, poemas de amor francisco de quevedo, poemas de amor navideños, poemas de amor con rima, frases de peliculas de amor, poemas de amor largos, poesia de amor, poemas de amor aniversario, poemas de amor famosos para hombres, poemas de amor ineditos, frases de amor, poemas de amor para mi novia, poemas de amor hacia una mujer, pensamientos de amor, poemas de amor de gustavo adolfo becquer, poesias, versos y poemas de amor, poemas de amor cortos, poemas de amor biblicos, poemas de amor, versos y poemas de amor, emily dickinson poemas, iglesia amistad cristiana, poemas del dia de la madre, poema dia de la madre, poesia dia de la madre, poesia, poemas para el día de la madre, poema para el dia de la madre, poesía para el día de la madre, libros de romance, el amor de mi vida, poetas argentinos, poemas argentinos, alicia collado, historias de amor, libros de romance juvenil, novelas romanticas para leer, edgar allan poe el cuervo, el cuervo edgar allan poe

Poemas de Amor:

Precipitud

Alguien leyó un poema que te escribí comentó: Los versos adolecen de precipitu

Autor: Leonardo Rodríguez Borges
Uno con él

Eres uno con Dios, porque le amas. ¡Tu pequeñez qué importa y tu miseria, eres

Autor: Amado Nervo
Renacimiento - Antonio Machado

Galerías del alma... ¡El alma niña! Su clara luz risueña; y la pequeña histori

Autor: Antonio Machado
Rima XXXIX: A qué me lo dices

¿A qué me lo dices? Lo sé: es mudable, es altanera y vana y caprichosa, antes

Autor: Gustavo Adolfo Bécquer
Ay Rocio

Rocío de mi barba cenicienta, dulcinea del oso y el madroño, corchea que me ca

Autor: Joaquin Sabina

Poemas de Amistad:

Sueño infantil

Una clara noche de fiesta y de luna, noche de mis sueños, noche de alegría

Autor: Antonio Machado
Torre de Calaburra

Pues estás solitaria, atalaya impasible, ¿Qué observas? ¿ A qué aguardas? Di

Autor: María Inés Guzmán
La sandía

Cual si de pronto se entreabriera el día despidiendo una intensa llamarada, po

Autor: Salvador Rueda
Los ojos de t.

Un astrónomo viendo las estrellas preguntó la razón de por qué le faltaban las

Autor: José Gautier Benítez
Instantes

"Poema atribuido a Borges, pero cuyo real autor sería Don Herold o Nadine Stair.

Autor: Jorge Luis Borges