-->

poema-de-amor.comEl Fantasma Y Yo

Amado Nervo

Sección: Poemas de Amor » El Fantasma Y Yo

"El Fantasma Y Yo"


Mi alma es una princesa en su torre metida,

con cinco ventanitas para mirar la vida.

Es una triste diosa que el cuerpo aprisionó.

y tu alma, que desde antes de morirte volaba,

es un ala magnífica, libre de toda traba...

Tú no eres el fantasma: ¡el fantasma soy yo!

¡Qué entiendo de las cosas! Las cosas se me ofrecen,

no como son de suyo, sino como aparecen

a los cinco sentidos con que Dios limitó

mi sensorio grosero, mi percepción menguada.

Tú lo sabes hoy todo..., ¡yo, en cambio, no sé nada!

Tú no eres el fantasma: ¡el fantasma soy yo!

Autor: Amado Nervo

Publicado: viernes, 18 de septiembre de 2015

Palabras Relacionadas: poemas de amor francisco de quevedo, poemas de amor largos, poemas largos de amor, poemas romanticos de amor, poemas de amor biblicos, poemas de amor de amado nervo, poemas de amor ineditos, poemas de amor biblicos, poemas de amor no cursis, poemas de amor con rima, poemas de amor graciosos, poemas y versos de amor, versos, poemas de amor en español, poemas de amor no cursis, poemas de amor cortos para mi novio, poemas de amor de sor juana ines dela cruz, poemas y pensamientos, poemas de amor hacia los padres, poemas de amor con rima, poemas de amor en letra, poemas de amor de jaime sabines, poemas de amor modernos, poemas de amor para mi novia, frases de amor para enamorar a una mujer, emily dickinson poemas, iglesia amistad cristiana, poemas del dia de la madre, poema dia de la madre, poesia dia de la madre, poesia, poemas para el día de la madre, poema para el dia de la madre, poesía para el día de la madre, libros de romance, el amor de mi vida, poetas argentinos, poemas argentinos, alicia collado, historias de amor, libros de romance juvenil, novelas romanticas para leer, edgar allan poe el cuervo, el cuervo edgar allan poe

Poemas de Amor:

Codiciada, prohibida...

Codiciada, prohibida, cercana estás, a un paso, hechicera. Te ofreces con los

Autor: Jaime Sabines
Cero

Mi saldo disminuye cada día qué digo cada día cada minuto cada bocanada de ai

Autor: Mario Benedetti
Rima XXIV: Dos rojas lenguas de fuego

Dos rojas lenguas de fuego que a un mismo tronco enlazadas se aproximan y al b

Autor: Gustavo Adolfo Bécquer
A un imposible

Me arrancaré, mujer, el imposible amor de melancólica plegaria, y aunque se qu

Autor: Ramón López Velarde
Te voy a amar

Te voy a querer a la creciente y a la inversa, En la vida buena y en la vida adv

Autor: Poetas Varios

Poemas de Amistad:

Al maestro Rubén Darío

Este noble poeta, que ha escuchado los ecos de la tarde y los violines del oto

Autor: Antonio Machado
El poeta pide a su amor que le escriba

Amor de mis entrañas, viva muerte, en vano espero tu palabra escrita y pienso,

Autor: Federico García Lorca
Un encargo a mis amigos

Cuando no quede ya ni un solo grano de mi existencia en el reló de arena, al c

Autor: José Gautier Benítez
Vaya uno a saber

Amiga la calle del sol tempranero se transforma de pronto en atajo bordeado d

Autor: Mario Benedetti
Zoraida

En gótica estrecha torre que el agua del Tajo baña, y que un peñasco domina,

Autor: José Gautier Benítez