-->

poema-de-amor.comAquí Viene Nazim Hikmet

Pablo Neruda

Sección: Poemas de Amistad » Aquí Viene Nazim Hikmet

"Aquí Viene Nazim Hikmet"


NAZIM, de las prisiones

recién salido,

me regaló su camisa bordada

con hilos de oro rojo

como su poesía.

Hilos de sangre turca

son sus versos,

fábulas verdaderas

con antigua inflexión, curvas o rectas,

como alfanjes o espadas,

sus clandestinos versos

hechos para enfrentarse

con todo el mediodía de la luz,

hoy son como las armas escondidas,

brillan bajo los pisos,

esperan en los pozos,

bajo la oscuridad impenetrable

de los ojos oscuros

de su pueblo.

De sus prisiones vino

a ser mi hermano

y recorrimos juntos

las nieves esteparias

y la noche encendida

con nuestras propias lámparas.

Aquí está su retrato

para que no se olvide su figura:

Es alto

como una torre

levantada en la paz de las praderas

y arriba

dos ventanas:

sus ojos

con la luz de Turquía.

Errantes

encontramos

la tierra firme bajo nuestros pies,

la tierra conquistada

por héroes y poetas,

las calles de Moscú, la luna llena

floreciendo en los muros,

las muchachas

que amamos,

el amor que adoramos,

la alegría,

nuestra única secta,

la esperanza total que compartimos,

y más que todo

una lucha

de pueblos

donde son una gota y otra gota,

gotas del mar humano,

sus versos y mis versos.

Pero

detrás de la alegría de Nazim

hay hechos,

hechos como maderos

o como fundaciones de edificios.

Años

de silencio y presidio.

Años

que no lograron

morder, comer, tragarse

su heroica juventud.

Me contaba

que por más de diez años

le dejaron

la luz de la bombilla eléctrica

toda la noche y hoy

olvida cada noche,

deja en la libertad

aún la luz encendida.

Su alegría

tiene raíces negras

hundidas en su patria

como flor de pantanos.

Por eso

cuando rie,

cuando ríe Nazim,

Nazim Hikmet,

no es como cuando ríes:

es más blanca su risa,

en él ríe la luna,

la estrella,

el vino,

la tierra que no muere,

todo el arroz saluda con su risa,

todo su pueblo canta por su boca.

Autor: Pablo Neruda

Publicado: viernes, 31 de julio de 2015

Palabras Relacionadas: pensamientos de amor, poemas de amor anonimos, poemas de amor hacia un amigo, poesias, poemas de amor jose marti, poemas de amor autores, poemas de amor, poemas y versos de amor, poemas de amor de octavio paz, poemas de amor en español, poemas de amor eterno, poemas de amor amado nervo, frases chistosas, poemas de amor no cursis, poemas de amor largos, poemas de amor no correspondido, poemas de amor a la vida, poemas de amor cortos para mi novio, poemas de amor famosos para hombres, poemas de amor hacia una madre, poemas de amor gratis, poemas de amor de pablo neruda, poemas de amor hacia un amigo, poemas de amor anonimos, poemas de amor francisco de quevedo, emily dickinson poemas, iglesia amistad cristiana, poemas del dia de la madre, poema dia de la madre, poesia dia de la madre, poesia, poemas para el día de la madre, poema para el dia de la madre, poesía para el día de la madre, libros de romance, el amor de mi vida, poetas argentinos, poemas argentinos, alicia collado, historias de amor, libros de romance juvenil, novelas romanticas para leer, edgar allan poe el cuervo, el cuervo edgar allan poe

Poemas de Amor:

Devuelto

A la cara de mi hijo que duerme, bajan arenas de las dunas, flor de la caña

Autor: Gabriela Mistral
Bodas

De qué sirve un ciervo sin cierva, de qué sirve un perro sin perra, una abeja

Autor: Pablo Neruda
Rima VI: Como la brisa que la sangre orea

Como la brisa que la sangre orea sobre el oscuro campo de batalla, cargada de

Autor: Gustavo Adolfo Bécquer
Por siempre

Si la esmeralda se opacara, si el oro perdiera su color, entonces, se acabaría

Autor: Mario Benedetti
Il coure

Ya nadie graba en las paredes en los troncos Luis y María Raquel y Carlos M

Autor: Mario Benedetti

Poemas de Amistad:

Si el hombre pudiera decir lo que ama

Si el hombre pudiera decir lo que ama, si el hombre pudiera levantar su amor po

Autor: Luis Cernuda Bidou
El Dios Ibero

Igual que el ballestero tahúr de la cantiga, tuviera una saeta el hombre ibero

Autor: Antonio Machado
La casada infiel

Y que yo me la llevé al río creyendo que era mozuela, pero tenía marido. F

Autor: Federico García Lorca
Oh, blanca flor intacta...

Oh, blanca flor intacta. Abierta y ya cerrada, Trasplantada tan sólo por mi

Autor: Ricardo Peña