-->

poema-de-amor.comPrimaveral - Ruben Dario

Rubén Darío

Sección: Poemas de Amor » Primaveral - Ruben Dario

"Primaveral - Ruben Dario"


Mes de rosas. Van mis rimas

en ronda, a la vasta selva,

a recoger miel y aromas

en las flores entreabiertas.

Amada, ven. El gran bosque

es nuestro templo; allí ondea

y flota un santo perfume

de amor. El pájaro vuela

de un árbol a otro y saluda

tu frente rosada y bella

como a un alba; y las encinas

robustas, altas, soberbias,

cuando tú pasas agitan

de los himnos de esa lengua

sus hojas verdes y trémulas,

y enarcan sus ramas como

para que pase una reina.

¡Oh, amada míaI Es el dulce

tiempo de la primavera.

Mira en tus ojos los míos;

da al viento la cabellera,

y que bañe el sol ese aro

de luz salvaje y espléndida.

Dame que aprieten mis manos

las tuyas de rosa y seda,

y ría, y muestren tus labios

su púrpura húmeda y fresca.

Yo voy a decirte rimas,

tú vas a escuchar risueña;

si acaso algún ruiseñor

viniese a posarse cerca

y a contar alguna historia

de ninfas, rosas y estrellas,

tú no oirás notas ni trinos,

sino, enamorada y regia,

escucharás mis canciones

fija en mis labios que tiemblan.

¡Oh, ama mía! Es el dulce

tiempo de la primavera.

Allá hay una clara fuente

que brota de una caverna,

donde se bañan desnudas

las blancas ninfas que juegan.

Ríen al son de la espuma,

hienden la linfa serena;

entre polvo cristalino

esponjan sus cabelleras;

y saben himnos de amores

en hermosa lengua griega,

que en glorioso tiempo antiguo

Pan inventó en las florestas.

Amada, pondré en mis rimas

la palabra más soberbia

de la frase de los versos

de los himnos de la lengua;

y te diré esa palabra

empapada en miel hiblea...

¡Oh, amada mía! Es el dulce

tiempo de la primavera.

Van en sus grupos vibrantes

revolando las abejas

como un áureo torbellino

que la blanca luz alegra;

y sobre el agua sonora

pasan radiantes, ligeras,

con sus alas cristalinas

las irisadas libélulas.

Oye: canta la cigarra

porque ama al sol, que en la selva

su polvo de oro tamiza,

entre las hojas espesas.

Su aliento nos da en un soplo

fecundo la madre tierra,

con el alma de los cálices

y el aroma de las yerbas.

¿Ves aquel nido? Hay un ave.

Son dos: el macho y la hembra.

Ella tiene el buche blanco,

él tiene las plumas negras.

En la garganta el gorjeo,

las alas blancas y trémulas;

y los picos que se chocan

como labios que se besan.

El nido es cántico. El ave

incuba el trino, ¡oh, poetas!,

de la lira universal

el ave pulsa una cuerda.

Bendito el calor sagrado

que hizo reventar las yemas.

¡Oh, amada mía! Es el dulce

tiempo de la primavera.

Mi dulce musa Delicia

me trajo un ánfora griega

cincelada en alabastro,

de vino de Naxos llena;

y una hermosa copa de oro,

la base henchida de perlas,

para que bebiese el vino

que es propicio a los poetas.

En el ánfora está Diana,

real, orgullosa, esbelta,

con su desnudez divina

y en actitud cinegética.

Y en la copa luminosa

está Venus Citerea

tendida cerca de Adonis

que sus caricias desdeña.

No quiere el vino de Naxos

ni el ánfora de asas bellas,

ni la copa donde Cipria

al gallardo Adonis ruega.

Quiero beber del amor

sólo en tu boca bermeja.

¡Oh, amada míaI Es el dulce

tiempo de la primavera.

Autor: Rubén Darío

Publicado: domingo, 20 de septiembre de 2015

Palabras Relacionadas: Rubén Darío poemas de amor nacos, poemas de amor largos, poemas de amor intenso, poemas de amor modernos, pensamientos de amor,Rubén Darío frases y pensamientos de amor, poemas de amor hacia una madre, poemas de amor incondicional, poemas romanticos de amor, poemas de amor y amistad,Rubén Darío poemas de amor facebook, frases de amor para enamorar, frases de amor, frases de peliculas de amor, poesia,Rubén Darío poemas de amor largos, frases de amor, poemas de amor autores, poemas de amor y amistad, poemas de amor borges,Rubén Darío frases de amor de peliculas, poemas de amor hacia una mujer, versos de amor, poemas de amor benedetti, poemas de amor bonitos, emily dickinson poemas, iglesia amistad cristiana, poemas del dia de la madre, poema dia de la madre, poesia dia de la madre, poesia, poemas para el día de la madre, poema para el dia de la madre, poesía para el día de la madre, libros de romance, el amor de mi vida, poetas argentinos, poemas argentinos, alicia collado, historias de amor, libros de romance juvenil, novelas romanticas para leer, edgar allan poe el cuervo, el cuervo edgar allan poe

Poemas de Amor:

No es que muera de amor...

No es que muera de amor, muero de ti. Muero de ti, amor, de amor de ti, de urg

Autor: Jaime Sabines
El amor nuevo

Todo amor nuevo que aparece nos ilumina la existencia, nos la perfuma y enflor

Autor: Amado Nervo
Rima XVII: Hoy la tierra y los cielos me sonríen

Hoy la tierra y los cielos me sonríen; hoy llega al fondo de mi alma el sol; h

Autor: Gustavo Adolfo Bécquer
Sólo en sueños

Sólo en sueños, sólo en el otro mundo del sueño te consigo, a ciertas horas, c

Autor: Jaime Sabines
Soneto herido por la muerte

Va cayendo la noche en los trigales, mis besos van cayendo en tus racimos, y n

Autor: Carlos Castro Saavedra

Poemas de Amistad:

La calle Altamirano

Fue después de San Juan: el Sueño de una noche madrileña tan estival que el ai

Autor: Aurora Luque
Las dudas de Eros

Montale: los limones fulgentes, entrevistos en un patio de invierno: le trombe

Autor: Aurora Luque
El poeta dice la verdad

Quiero llorar mi pena y te lo digo para que tú me quieras y me llores en un

Autor: Federico García Lorca
Mejor te invento

Estás alicaído, estás dudando, no te alcanzan las pruebas ni las preces, cada

Autor: Mario Benedetti
Amistad

Amistad es lo mismo que una mano que en otra mano apoya su fatiga y siente que

Autor: Carlos Castro Saavedra