-->

poema-de-amor.comPerlas Negras XII

Amado Nervo

Sección: Poemas de Amor » Perlas Negras XII

"Perlas Negras XII"


Sol espledente de primavera,

a cuyo beso, fresca y lozana,

la flor se yergue, la mariposa

viola el capullo, la yema estalla;

sol espledente de primavera:

¡yo te aborrezco! porque desgarras

las brumas leves, que me circundan

como rizado crespón de plata.

A mí me gustan las tardes grises,

las melancolías, las heladas,

en que las rosas tiemblan de frío,

en que los cierzos gimiendo pasan,

en que las aves, entre las hojas,

el pico esconden bajo del ala.

A mí me gustan esas penumbras

indefinibles de la enramada,

a cuyo amparo corren las fuentes,

surgen los gnomos, las hojas charlan...

Sol espledente de primavera,

cede tu gloria, declina, pasa:

deja las brumas que me rodean

como rizado crespón de plata.

Bellas mujeres de ardientes ojos,

de vivos labios, de tez rosada,

¡os aborrezco! Vuestros encantos

ni me seducen ni me arrebatan.

A mí me gustan las niñas tristes,

a mí me gustan las niñas pálidas,

las de apacibles ojos obscuros

donde perenne misterio irradia;

las de miradas que me acarician

bajo el alero de las pestañas...

Más que las rosas, amo los lirios

y las gardenias inmaculadas;

más que claveles de sangre y fuego,

la sensitiva mi vista encant


a...

Bellas mujeres de ardientes ojos,

de vivos labios, de tez rosada:

pasad en ronda vertiginosa;

vuestros encantos no me arrebatan...

*Himnos vibrantes de las victorias,

notas triunfales, bélicas marchas,

¡os aborrezco! porque, al oíros,

trémulas huyen mis musas blancas.

A mí me gustan las notas leves...

las notas leves... las notas lánguidas,

las que parecen suspiros hondos...

suspiros hondos de almas que pasan...

Chopin: delirio por tus nocturnos;

Beethoven: sueño con tus sonatas:

Weber: adoro tu Pensamiento

Schubert: me arroba tu Serenata.

¡Oh! Cuántas veces, bajo el imperio

de vuestra música apasionada,

Ella me dice: ¿Me quieres mucho?

y yo respondo: ¡Con toda el alma!

Himnos vibrantes de las victorias,

notas triunfales, bélicas marchas:

¡chit! porque huyen al escucharos,

trémulas todas, mis musas blancas...

Sol espledente de primavera,

lindas mujeres de faz rosada,

himnos triunfales...; ¡dejadme a solas

con mis ensueños y mis nostalgias!

Pálidas brumas que me rodean

como rizado crespón de plata,

vagas penumbras, niñas enfermas

de ojos obscuros y tez de nácar,

notas dolientes: ¡venid, que os amo!

¡Venid, que os amo! ¡Tended las alas!

Autor: Amado Nervo

Publicado: viernes, 18 de septiembre de 2015

Poemas de Amor:

El amor nuevo

Todo amor nuevo que aparece nos ilumina la existencia, nos la perfuma y enflor

Autor: Amado Nervo
Ausencia

Se va de ti mi cuerpo gota a gota. Se va mi cara en un óleo sordo; se van mis

Autor: Gabriela Mistral
No sé quién es

¿Quién es? -No sé: a veces cruza por mi senda, como el hada del ensueño: siemp

Autor: Amado Nervo
Adónde - Ricardo Peña

Adónde, qué las flores de tu cuerpo el perfume que escancian y que recoge el al

Autor: Ricardo Peña
Se ha vuelto llanto este dolor ahora

Se ha vuelto llanto este dolor ahora y es bueno que así sea. Bailemos, amemos,

Autor: Jaime Sabines

Poemas de Amistad:

Del pueblo natal

Ingenuas provincianas: cuando mi vida se halle desahuciada por todos, iré por l

Autor: Ramón López Velarde
Sol de invierno

Es mediodía. Un parque. Invierno. Blancas sendas; simétricos montículos y ram

Autor: Antonio Machado
El Dios Ibero

Igual que el ballestero tahúr de la cantiga, tuviera una saeta el hombre ibero

Autor: Antonio Machado
Tía Chofi

Amanecí triste el día de tu muerte, tía Chofi, pero esa tarde me fui al cine e

Autor: Jaime Sabines
El poeta dice la verdad

Quiero llorar mi pena y te lo digo para que tú me quieras y me llores en un

Autor: Federico García Lorca