-->

poema-de-amor.comElegía De Un Madrigal

Antonio Machado

Sección: Poemas de Amor » Elegía De Un Madrigal

"Elegía De Un Madrigal"


Recuerdo que una tarde de soledad y hastío,

¡oh tarde como tantas!, el alma mía era,

bajo el azul monótono, un ancho y terso río

que ni tenía un pobre juncal en su ribera.

¡Oh mundo sin encanto, sentimental inopia

que borra el misterioso azogue del cristal!

¡Oh el alma sin amores que el Universo copia

con un irremediable bostezo universal!

-

Quiso el poeta recordar a solas,

las onda


s bien amadas, la luz de los cabellos

que él llamaba en sus rimas rubias olas.

Leyó... La letra mata: no se acordaba de ellos...

Y un día ?como tantos?, al aspirar un día

aromas de una rosa que en el rosal se abría,

brotó como una llama la luz de los cabellos

que él en sus madrigales llamaba rubias olas,

brotó, porque un aroma igual tuvieron ellos...

Y se alejó en silencio para llorar a solas.

Autor: Antonio Machado

Publicado: lunes, 05 de octubre de 2015

Poemas de Amor:

Quisiera saber por qué esta muerte

Quisiera saber por qué esta muerte al verte, adolescente rumoroso, mar dormido

Autor: Luis Cernuda Bidou
Consejos - Antonio Machado

I Este amor que quiere ser acaso pronto será; pero ¿cuándo ha de volver lo

Autor: Antonio Machado
Romance IV

IV Mas, ¡ay!, si mi amor olvidas como el yagrumo variable; si has dejado qu

Autor: José Gautier Benítez
El celaje

¿A dónde fuiste, amor; a dónde fuiste? Se extinguió en el poniente el manso fue

Autor: Amado Nervo
Amanecer - Manuel Alcantara

Una vez más reaparece el día de ayer, ya dado por muerto y por enterrado. Otr

Autor: Manuel Alcántara

Poemas de Amistad:

La casada infiel

Y que yo me la llevé al río creyendo que era mozuela, pero tenía marido. F

Autor: Federico García Lorca
Donde habite el olvido

Donde habite el olvido, En los vastos jardines sin aurora; Donde yo sólo sea

Autor: Luis Cernuda Bidou
Los ojos de la casa de Aixa

El velo en desconcierto vuela por la tenue penumbra de la sala y es el vago r

Autor: María Inés Guzmán
Franca, cristalina...

Franca, cristalina, alma sororal, entre la neblina de mi dolor y de mi mal!

Autor: Rubén Darío
El adiós - Ramón López Velarde

Fuensanta, dulce amiga, blanca y leve mujer, dueña ideal de mi primer suspiro

Autor: Ramón López Velarde