-->

poema-de-amor.comBesos - Gabriela Mistral

Gabriela Mistral

Sección: Poemas de Amor » Besos - Gabriela Mistral

"Besos - Gabriela Mistral"


Hay besos que pronuncian por sí solos

la sentencia de amor condenatoria,

hay besos que se dan con la mirada

hay besos que se dan con la memoria.

Hay besos silenciosos, besos nobles

hay besos enigmáticos, sinceros

hay besos que se dan sólo las almas

hay besos por prohibidos, verdaderos.

Hay besos que calcinan y que hieren,

hay besos que arrebatan los sentidos,

hay besos misteriosos que han dejado

mil sueños errantes y perdidos.

Hay besos problemáticos que encierran

una clave que nadie ha descifrado,

hay besos que engendran la tragedia

cuantas rosas en broche han deshojado.

Hay besos perfumados, besos tibios

que palpitan en íntimos anhelos,

hay besos que en los labios dejan huellas

como un campo de sol entre dos hielos.

Hay besos que parecen azucenas

por sublimes, ingenuos y por puros,

hay besos traicioneros y cobardes,

hay besos maldecidos y perjuros.

Judas besa a Jesús y deja impresa

en su rostro de Dios, la felonía,

mientras la Magdalena con sus besos

fortifica piadosa su agonía.

Desde entonces en los besos palpita

el amor, la traición y los dolores,

en las bodas humanas se parecen

a la brisa que juega con las flores.

Hay besos que producen desvaríos

de amorosa pasión ardiente y loca,

tú los conoces bien son besos míos

inventados por mí, para tu boca.

Besos de llama que en rastro impreso

llevan los surcos de un amor vedado,

besos de tempestad, salvajes besos

que solo nuestros labios han probado.

¿Te acuerdas del primero...? Indefinible;

cubrió tu faz de cárdenos sonrojos

y en los espasmos de emoción terrible,

llenáronse de lágrimas tus ojos.

¿Te acuerdas que una tarde en loco exceso

te vi celoso imaginando agravios,

te suspendí en mis brazos... vibró un beso,

y qué viste después...? Sangre en mis labios.

Yo te enseñé a besar: los besos fríos

son de impasible corazón de roca,

yo te enseñé a besar con besos míos

inventados por mí, para tu boca.

Autor: Gabriela Mistral

Publicado: jueves, 10 de septiembre de 2015

Palabras Relacionadas: poemas de amor cortos, poemas de amor largos, versos y poemas de amor, poemas de amor famosos para hombres, poemas de amor hacia los hijos, poemas de amor julio cortazar, poemas de amor faciles de aprender, poemas de amor de pablo neruda, versos y poemas de amor, poemas de amor no correspondido, poemas de amor largos, poema de amor corto, frases de amor para mi novio, poemas de amor cortos, poemas de amor no cursis, poemas de amor breves, poemas de amor hacia una mujer, poemas romanticos de amor, poemas de amor nacos, poemas de amor no cursis, poemas de amor mas famosos, poemas de amor eterno, poemas de amor famosos para hombres, poemas de amor nacos, frases de amor de peliculas, emily dickinson poemas, iglesia amistad cristiana, poemas del dia de la madre, poema dia de la madre, poesia dia de la madre, poesia, poemas para el día de la madre, poema para el dia de la madre, poesía para el día de la madre, libros de romance, el amor de mi vida, poetas argentinos, poemas argentinos, alicia collado, historias de amor, libros de romance juvenil, novelas romanticas para leer, edgar allan poe el cuervo, el cuervo edgar allan poe

Poemas de Amor:

El celaje

¿A dónde fuiste, amor; a dónde fuiste? Se extinguió en el poniente el manso fue

Autor: Amado Nervo
Mi niña se fue a la mar...

Mi niña se fue a la mar, a contar olas y chinas, pero se encontró, de pronto

Autor: Federico García Lorca
Rima XXXI: Nuestra pasión fue un trágico sainete

Nuestra pasión fue un trágico sainete en cuya absurda fábula lo cómico y lo gr

Autor: Gustavo Adolfo Bécquer
La mujer manchega

La Mancha y sus mujeres... Argamasilla, Infantes Esquivias, Valdepeñas, La novi

Autor: Antonio Machado
Bodas

De qué sirve un ciervo sin cierva, de qué sirve un perro sin perra, una abeja

Autor: Pablo Neruda

Poemas de Amistad:

A mi hermano

He navegado sin rumbo, solo y sin saberlo; He marchitado al tiempo con mis des

Autor: Anonimo
Definición del abrazo

-No temerás los odres destapados de Eolo. Los vientos se entrecruzan tras los m

Autor: Aurora Luque
Un criminal - Antonio Machado

El acusado es pálido y lampiño. Arde en sus ojos una fosca lumbre, que repugna

Autor: Antonio Machado
Kolymbosai o las nadadoras

Termas desmoronadas cerca del mar. La huella anaranjada y mineral de aguas mil

Autor: Aurora Luque