-->

poema-de-amor.comAmor Mío, Mi Amor...

Jaime Sabines

Sección: Poemas de Amor » Amor Mío, Mi Amor...

"Amor Mío, Mi Amor..."


Amor mío, mi amor, amor hallado

de pronto en la ostra de la muerte.

Quiero comer contigo, estar, amar contigo,

quiero tocarte, verte.

Me lo digo, lo dicen en mi cuerpo

los hilos de mi sangre acostumbrada,

lo dice este dolor y mis zapatos

y mi boca y mi almohada.

Te quiero, amor, amor absurdamente,

tontamente, perdido, iluminado,

soñando rosas e inventando estrel


las

y diciéndote adiós yendo a tu lado.

Te quiero desde el poste de la esquina,

desde la alfombra de ese cuarto a solas,

en las sábanas tibias de tu cuerpo

donde se duerme un agua de amapolas.

Cabellera del aire desvelado,

río de noche, platanar oscuro,

colmena ciega, amor desenterrado,

voy a seguir tus pasos hacia arriba,

de tus pies a tu muslo y tu costado.

Autor: Jaime Sabines

Publicado: viernes, 24 de julio de 2015

Poemas de Amor:

Yo soy el fuego oscuro que penetra...

Yo soy el fuego oscuro que penetra tu bosque de alas y esmaltados peces. Yo so

Autor: Ricardo Peña
Adios

En costa lejana y en mar de Pasión, dijimos adioses sin decir adiós. Y no fu

Autor: Gabriela Mistral
Alguien

Alguien limpia la celda de la tortura que no quede la sangre ni la amargura

Autor: Mario Benedetti
Bajo tu Clara Sombra

Un cuerpo, un cuerpo solo, un sólo cuerpo un cuerpo como día derramado y noc

Autor: Octavio Paz
Amor o Deseo

Tu, yo y la luna que esa noche se hundía, Me dijiste suavemente que mi mirada t

Autor: Ana Carolina Escalera

Poemas de Amistad:

Horas de fuego

Quietud, pereza, languidez, sosiego... un sol desencajado el suelo dora, y a s

Autor: Salvador Rueda
Eau de parfum

De la infancia, el olor del musgo en las acequias, del barro, de las moras y l

Autor: Aurora Luque
El Dios Ibero

Igual que el ballestero tahúr de la cantiga, tuviera una saeta el hombre ibero

Autor: Antonio Machado
Tan sólo sonreíase...

Tan sólo sonreíase cuando yo la miraba. No me miraba nunca, sólo yo la miraba

Autor: Ricardo Peña
Elogio a Fuensanta

Tú no eres en mi huerto la pagana rosa de los ardores juveniles; te quise como

Autor: Ramón López Velarde