-->

poema-de-amor.comA Leonor

Amado Nervo

Sección: Poemas de Amor » A Leonor

"A Leonor"


Tu cabellera es negra como el ala

del misterio; tan negra como un lóbrego

jamás, como un adiós, como un «¡quién sabe!»

Pero hay algo más negro aún: ¡tus ojos!

Tus ojos son dos magos pensativos,

dos esfinges que duermen en la sombra,

dos enigmas muy bellos... Pero hay algo,

pero hay algo más bello aún: tu boca.

Tu boca, ¡oh sí!; tu boca, hecha divinamente

para el amor, para la cálida

comunión del amor, tu boca joven;

pero hay algo mejor aún: ¡tu alma!

Tu alma recogida, silenciosa,

de piedades tan hondas como el piélago,

de ternuras tan hondas...

Pero hay algo,

pero hay algo más hondo aún: ¡tu ensueño!

Autor: Amado Nervo

Publicado: viernes, 18 de septiembre de 2015

Palabras Relacionadas: poemas de amor bonitos cortos, frases de esperanza de amor, poemas de amor cortos, poemas de amor eterno, poemas de amor infantiles, poemas de amor benedetti, versos de amor, poemas de amor a distancia, frases chistosas, poemas de amor hacia los animales, poemas de amor amado nervo, poemas de amor de mario benedetti, poemas de amor cortos para mi novia que la amo mucho, poemas de amor julio cortazar, poemas de amor inventados, poemas de amor a distancia, poemas de amor jose marti, poemas de amor hermosos, frases de amor para enamorar, poemas de amor autores, poemas de amor, poemas de amor modernos, poemas de amor de jaime sabines, poemas de amor cortos con autor, poemas de amor francisco de quevedo, emily dickinson poemas, iglesia amistad cristiana, poemas del dia de la madre, poema dia de la madre, poesia dia de la madre, poesia, poemas para el día de la madre, poema para el dia de la madre, poesía para el día de la madre, libros de romance, el amor de mi vida, poetas argentinos, poemas argentinos, alicia collado, historias de amor, libros de romance juvenil, novelas romanticas para leer, edgar allan poe el cuervo, el cuervo edgar allan poe

Poemas de Amor:

Azuloscuro

No sé si te parece paradoja pero quizá no mienta si declaro la inmensa intelig

Autor: Aurora Luque
Rima III: Sacudimiento extraño

Sacudimiento extraño que agita las ideas, como el huracán empuja las olas en

Autor: Gustavo Adolfo Bécquer
Rima XXXI: Nuestra pasión fue un trágico sainete

Nuestra pasión fue un trágico sainete en cuya absurda fábula lo cómico y lo gr

Autor: Gustavo Adolfo Bécquer
He aquí que tú estás sola...

He aquí que tú estás sola y que estoy solo. Haces tus cosas diariamente y piens

Autor: Jaime Sabines
El buque de los enamorados

Era un buque en el mar, era el amor en medio de las olas inmensas, y era mi so

Autor: Carlos Castro Saavedra

Poemas de Amistad:

Horas de fuego

Quietud, pereza, languidez, sosiego... un sol desencajado el suelo dora, y a s

Autor: Salvador Rueda
Hermana, hazme llorar...

Fuensanta: dame todas las lágrimas del mar. Mis ojos están secos y yo sufro u

Autor: Ramón López Velarde
La sandía

Cual si de pronto se entreabriera el día despidiendo una intensa llamarada, po

Autor: Salvador Rueda
Adivina Adivinanza

Eran dos hermanas, la noche y el día, una tramontana, otra gota fría. Eran

Autor: Joaquin Sabina
Al Maestro Antoñete

Esta tarde la sombra esta que arde, esta tarde comulga el mas ateo, esta tarde

Autor: Joaquin Sabina